lunes, 5 de mayo de 2014

Pretzel

Es un pan salado muy típico en  Alemania, donde se le conoce como bretzel.
Su nombre viene del latín "brazellus"=brazalete o bracitos; por su forma, que recuerda a unos brazos unidos en el pecho en oración.
Era muy común regalarlo y comerlo en Cuaresma (la receta original sólo tenía harina,agua y sal) y luego, para celebrar la Pascua, ponerles huevo duro.  


La ilustración más antigua que se conserva de los pretzels es del siglo V,  se encuentra en un manuscrito de la Biblioteca Vaticana.
Y también existe una representación artística del bretzel en el "Hortus Deliciarum" del año  
1190 (imagen de la derecha) simboliza el amor  del Rey Asuero por la reina Ester.
Su característica, aparte del sabor, es la corteza tan crujiente, dorada y brillante que tienen. Esto se consigue sumergiendo los pretzels en un baño diluído de sosa caústica al 3% llamado "Laugengebäck", antes de hornearlos, por allí es muy común. 
Pero a mí me ha dado un poco de repelús (hay que ponerse gafas de protección, guantes de goma gruesos y manga larga para evitar accidentes)  y he preferido la corteza menos crujiente ¡¡pero igual de ricos!! (usando bicarbonato, que no hay problema)

INGREDIENTES: 
-250 grs. de harina de fuerza
-150 grs. de agua templada
-1 tbs. de mantequilla                    
-1 tsp. de sal
-1 tsp. de azúcar moreno
-1 tsp. de levadura seca de panadería
Nota: 1 tsp=5 ml
           1 tbs=15 ml
Para el baño:                                                   
-1 y 1/2 litro de agua
-1/3 cup (=80 ml.) de bicarbonato sódico
Para cubrir:
-1 yema de huevo con 1 tbs. de agua
-sal gorda o en escamas, o semillas de amapola. 

PREPARACIÓN:
1-Mezcla el agua, levadura y azúcar. Deja reposar 10 minutos para que se active la levadura.
2-Pon la harina, sal y mantequilla en un bol y mezcla (deshaciendo la mantequilla con los dedos en la harina)
3-Haz un hueco en el centro y vierte en él, el agua con levadura y azúcar. Mezcla con un poco de harina, sólo de alrededor, para que se forme una pasta ligera. Cubre con un paño y deja  reposar 30 minutos (para hacer la "esponja")
4-Incorpora el resto de la harina hacia el centro (esponja) mezclándolo.

5-Sácala y ponla en una superficie enharinada, amasándola hasta que se vuelva lisa y elástica (unos 10 minutos)
6-Ponla en un bol ligeramente engrasado, cubre con un paño  y deja en un sitio templado hasta que haya doblado su volumen.
7-Vuelve a amasar y divídela en 4 partes iguales.

8-Toma una pieza de masa y presiona hasta tener una pieza plana (de 10x12 cm.) 
9- Ve enrollando formando un tubo, alargándolo hasta 30cm. Repite con los demás.                                                                                                                    
10-Coge la primera pieza y estira hasta los 60 cm. amasando del centro a los extremos.
11-Haz la forma tradicional de los pretzels:
                               
12-Colócalos en una bandeja de horno engrasada (o con papel sulfurizado), cubre con plástico y deja reposar 1 hora o hasta que haya subido.
13-Retira el plástico y mete en la nevera 30 minutos para que se endurezca la masa.
14-Prepara el baño: en un cazo de acero inoxidable verter el agua y el bicarbonato y lleva al punto de ebullición, momento en el que apagamos el fuego.
15-Metemos un pretzel en la solución, dejamos 10 segundos, damos la vuelta y dejamos otros 10 seg., lo colocamos en la bandeja de horno engrasada y hacemos lo mismo con los demás.
16-Pincelamos con la yema de huevo mezclada con el agua y espolvoreamos con la sal o con las semillas. Damos un corte alrededor de la masa con un cuchillo bien afilado.
17-Horneamos a 180º -200º unos 10 ó 15 minutos. Cuando estén los colocamos en una rejilla para que se enfríen.


Aunque parezca un poco largo el proceso de leudados y su espera podemos ir haciendo otras cosas entretanto y "mientras leo" se me hace el tiempo más corto... por cierto, gracias a tí por pedirme la receta, hasta ahora  yo sólo la había probado dulce cubierta con azúcar y canela pero ésta con la sal está buenísima.Y si lo acompañáis de una cervecita y salchichas alemanas ¡ni te cuento!...

Fuente: receta  e historia.

49 comentarios:

  1. Bueno, la lección de historia está genial!!! Mira que yo no sabía lo que era un pretzel hasta que hace años lo descubrí en los videojuegos de objetos ocultos jajaja, de todo se aprende.
    Te han salido perfectas, el aspecto no puede resultar más apetitoso. Y sí, mejor usar bicarbonato, que la otra opción también me da repelús.
    El acompañamiento que sugieres para comerlas es, casi, pecado jajajaja.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajjaja! si es el juego que supongo...que te desojas tratando de encontrar las cosas más estrambóticas yo también aprendí algo!!!
      Me alegro que te guste cómo han quedado (secretillo: es la primera vez que los hago) Besos.

      Eliminar
  2. No dejas de tentarnos con recetas que tienen una pintaza... Así no hay quien se ponga con la operación bikini, jajajaja.y si encima lo acompañamos con salchichas y cervecita ya ni te cuento....
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes, la solución es fácil primero los pretzels y luego la operación bikini, que todavía hay muuucho tiempo!!!
      Un beso.

      Eliminar
  3. Uix María, a mi este dulce me gusta muchísimo, es que soy muy de dulces !!!!!!
    Besossssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué salada eres! la versión dulce con la cobertura de azúcar y canela está bien rica,sííí. (y no pasa nada si no le pones la mantequilla porque es muy poca)
      Un beso

      Eliminar
  4. Buena pinta si que tiene, y salado mejor que dulce, jajajaja aquí no nos ponemos de acuerdo... Pero eso que has dicho al final de la salchicha y la cervecita... Ummmm y con la hora que es...

    Besos de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Os he tentado con el acompañamiento?...y me ha ayudado la hora, jjajajaja qué mala soy ¿verdad?
      Besos a pares!

      Eliminar
  5. Ayyy...qué buena pinta, y con todo el acompañamiento que sugieres tiene que ser toda una explosión de deliciosos sabores. Lo guardaré en la recámara para cuando complete la operación bikini jeje.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno...complétala!! pero sólo salen cuatro, aunque en la foto curiosamente faltaba uno ¿estará en tu recámara?
      Un beso!

      Eliminar
  6. Hola María!! Me encanta cómo nos enseñas la historia que hay detrás de las recetas, y las ilustraciones son geniales, siempre me sorprendes!! Bueno, y qué decir del humor que le echas… lo de la sosa caústica casi que lo dejamos, jajaja!!
    Estupendas fotografías y explicación de la receta, por cierto, me apunto lo de la cervecita y las salchichas, mmmm qué cosa más buena!!
    Besitos guapa, que tengas feliz semana!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu María E.ntusiasta no lo es tanto con la sosa, además no tenía el kit de supervivencia!!! (lo dejaremos a los profesionales)
      La idea de la cervecita y las salchichas parece que está gustando...
      Un beso Cristina!

      Eliminar
  7. Creo que yo también voy a optar por el bicarbonato, no sé yo, pero lo otro asusta un poco y todo, jajajajajajjaa y con lo desastre que suelo ser en ocasiones aun me explotaría algo y en vez de un pretzel sería un caopretzel con estallido.

    Qué peligrosas son tus recetas y no por el ingrediente de hoy, sino porque son toda una tentación y yo caigo en ella muy a menudo.

    Besitosssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, ¡mira que eres descriptiva! ya me estaba imaginando ese caopretzel estallando por la cocina ¡qué divertido verlo así,sólo con la imaginación! sin que nos salpique nada a nosotras,claro!!!
      Muchos besos!

      Eliminar
  8. que buena pinta tiene! por algo lo que se hace en casa tiene otra laboriosidad y seguramente sabe mucho mejor. Además tienes la opción de comerlo dulce o salado.
    Cada vez que paso por aquí aprendo algo interesante, de hecho no sabia como se llamaba este pan. Un beso María y que tengas buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sí que aprendo y veo cosas interesantes en tu blog!
      Feliz semana para tí también, un beso.

      Eliminar
  9. Que rico sabia de ellos pero no sabia como se llamaban la historia muy buena , lo del baño con sosa a mi tambien me tira para tras besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Inma,
      Están muy ricos, a mí me han gustado más con la sal gruesa que con las semillitas. Gracias por pasarte a comentar!!
      Besos

      Eliminar
  10. Yo no sabia su historia...que bueno!!!
    Solo los he probado una vez en mini...en una feria que hicieron por aqui cerquita en un oktoberfest...habian grandes pero se aprovecharon del dia y cobraban unos 12€por pieza...ahora que ya tengo la receta puedo probar a hacerlas ...ya te cuento... ;-)
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su historia es curiosa! pero a mí me has dejado planchada con el precio en la feria
      ¡ni que tuvieran música los pretzels!
      Un beso!!

      Eliminar
  11. Qué historia la de estos Pretzels. Pero si que son arriesgados los alemanes, con esa solución de sosa caústica donde los meten. Mejor lo hacemos como tú, que ellos lo hagan como quieran. Eso sí, tienen que estar ricos y son monos, pero me parece que el precio es de pasarse unos cuantos pueblos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso, opino lo mismo que tú!!!
      Un beso Mari Nuri.

      Eliminar
  12. Tiene que estar muy delicioso. Tiene muy buena pinta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias; están muy buenos, sobre todo recién hechos!
      Besos.

      Eliminar
  13. Me gusta que nos cuentes un poco de las historia !! Los pretzel los como mucho cuando salgo de paseo con mis niños !! Y no tenía idea que su origen era alemán yo pensaba que eran de gringolandia je je .. A mi me gustan más dulcecitos , pero los salados también je je je

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angélica;
      Por Norteamérica son muy populares, los venden por todas partes aunque son más tipo galleta crujiente. Los pretzels alemanes son blanditos por dentro. Si te gustan más los dulces, después de hornearlos (sin la sal) los pintas con mantequilla fundida y espolvoreas azúcar y canela, están muy ricos!!

      Eliminar
  14. mucho he leído de esas exquisiteces pero nunca he llegado a probarlas, ahora ya no tengo excusa para no hacerlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! yo probé la versión dulce aquí en España y me gustó mucho. Ahora me he atrevido a hacer en casa los salados y son fáciles aunque no puedo comparar con los auténticos y no hice el truco del baño en la solución de sosa, no quedaron nada mal. Así que, no no tienes excusa!!! ya me contarás qué tal...
      Gracias por acercarte a comentar, un saludo.

      Eliminar
  15. Mmmmm que pinta, lo copio :)) gracias por compartirlo. Yo lo probé en Munich y es riquísimo...
    Besos guapa.

    Cande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahhh, qué suerte!!! como los originales supongo que ninguno...
      Un beso.

      Eliminar
  16. Gracias!!!
    Verás, de vez en cuando voy a su país de origen y compro o pido que me los envíen recién hechos. Así que esta misma semana me pongo a hacerlos a ver si me salen.
    :-DDDD
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otra más suertuda todavía!!!
      Si los vas a hacer mira donde pone fuente y pinchas en receta (enlace) que te llevará a la página de donde la he cogido prestada (Tiene un video para fijarte y seguro que lo traduces mejor que yo, jeje )
      Y si te animas a mandarme una foto para la galería, mejor aún!!
      Un beso.

      Eliminar
  17. Los he probado un restaurante alemán de Príncipe Pío al que vamos a veces antes de la sesión de cine. Me encantan porque me gusta el pan crujiente y la miga no me dice nada.
    El mojarlos de la sosa caústica hiciste muy bien en saltártelo. El bicarbonato, muy buena idea. Te quedaron preciosos, horneando eres la mejor :) Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mere!!!...cómo nos cuidamos ¿eh?
      Un beso.

      Eliminar
  18. Pásate por mi blog cuando quieras y recoge un premio el que más te guste, te dejo el enlace y lo recoges cuando quieras.
    http://cocina-trini.blogspot.com.es/2011/06/premios.html

    ResponderEliminar
  19. Desde ahora te sigo y te visitare cada vez que tenga un ratito. Tienes un blog y unas recetas que puedo aprender mucho con ellas. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué sorpresa más grande me has dado! Muchísimas gracias por el premio y sobre todo por tu compañía!!!...(pero soy yo la que estoy aprendiendo)
      Un beso y sé bienvenida!!

      Eliminar
  20. Nunca había oído hablar de estos panes, pero tienen una pinta estupenda.
    Lo de la sosa... sí. Mejor dejarla para matar las aceitunas.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre está bien conocer cosas nuevas ¿verdad?
      Un beso!

      Eliminar
  21. me muero por un Bretzel
    no sabes lo que me gustan

    mmmhhhh
    que rico

    abrazotes^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh,Elia! te mando unos cuantos desde aquí, a ver si te llega algo...
      Un beso!

      Eliminar
  22. Mi querida María el bicarbonato igual, igual no es, pero yo los he hecho también con él y desde luego están muy ricos, aunque los autenticos tienen una corteza diferente.
    Te han quedado con un aspecto muy auténtico y nos has deleitado con una lección de historia.... eres única.
    Un biquiño bonita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona, que no había visto tu comentario y el de Elia!
      Ya me imagino que serán mucho mejores los auténticos,con su corteza tan crujiente, pero es eso...¡que soy muy sosa con la sosa!
      Voy corriendo a ver los tuyos,que no sabía que tenías hechos.
      Biquiños!!!

      Eliminar
  23. María, no había visto tus pretzels hasta hoy. Yo también los he hecho, pero no los tengo subidos al bloc, lo he estado pensando y los tengo guardados en borradores. Lo de la sosa me los tiene retenidos pues tampoco la puse, pero tampoco los barnicé con huevo. Me quedaron pelín pardillos, aunque muy ricos. Te han quedado inmejorables, no hace falta que se ennegrezcan. Besos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alicia!!
      He compartido hoy de nuevo la receta porque me enteré que coincide con la Oktoberfest en España, por si alguien se anima y tú ¡¡publícala!! no esperes más, que seguro que lo has bordado!!
      Un beso y feliz semana.

      Eliminar

¡Me encantan tus comentarios! Gracias.