lunes, 18 de enero de 2016

Torrijas con transfer de chocolate



Y además...¡¡rellenas con más chocolate!!
Un placer que disfruté por un repentino cambio de planes, 
porque para el Reto de la Marquesa de Paraberes ya había elegido otra receta 
de las que propusieron para esta 18º edición, peero
de repente me acordé que era lunes
y no un aburrido lunes cualquiera, no...

si no que coincidía con el Lunes de Aprendiendo De Todo un poco
(en el que esta vez había dos propuestas :
 customizar tela (idea  de  Anna Llansa) 
ó aprender a hacer transfer (idea de mí misma ;-)

¿Y por qué no juntarlo todo?

Si ya había encontrado, por fin, 


Las hojas de transferencia para chocolate ¡con un diseño precioso de encaje! 
  Tenía ganas de probar esta técnica y me ha sorprendido mucho
porque pensaba que iba a ser difícil y qué va! todo lo contrario
pero ahora toca buscar en qué receta encajarla...
de las que ya tenemos de la marquesa.

Y por votación y aclamación popular (de mi casa) ganaron 
Las torrijas rellenas de chocolate
He seguido la receta casi igual:
-Cortar 1 barra de pan (del día anterior) en ocho rebanadas de 1 cm. aproximadamente
-Remojárlas en 1/4 litro de leche fría mezclada con 1 copita de anís
Poner en una cacerola:
-80 grs. de azúcar glass
-40 grs, de harina
-100 grs. de chocolate en polvo puro Valor
-2 yemas y 1 clara de huevo
Mezclar bien.



-Ir añadiendo 150 ml. de leche recién hervida (porque las rebanadas de pan habrán absorbido toda la que le pusimos) .
-Poner al fuego bajo-medio, removiendo sin parar con un batidor para que no se pegue al fondo ni los lados.
-Cuando se empiece a cocer por enmedio, se aparta y echar 60 grs, de fruta confitada partida a trocitos, dejándola enfriar. (Queda espesita)
-Untar 4 rebanadas con la crema de chocolate y tapar con las otras cuatro.
-Pasarlas por huevo batido y freírlas, con cuidado, en aceite de girasol.
-Dejarlas encima de un plato con papel absorbente.
-Para decorar con el transfer:
-He derretido 200 grs. de chocolate fondant 
-Cuando se ha templado lo he extendido sobre las láminas de acetato (poniendo la cara del dibujo, de manteca de cacao, que trae impresa para arriba) cubriéndolas por entero.
 -Las he dejado enfriar en la nevera unos minutos, hasta que se endureció un poco el chocolate.
-Las he sacado y puesto sobre la encimera, he cortado con un cuchillo trozos del tamaño de las torrijas y les he despegado la lámina con la mano  (se quita estupendamente) 
(bueno, para esta cantidad me sobró  una de las láminas, pero hice las dos por si acaso se me rompían) 
Por último, como sobró crema de cacao extendí un poco sobre las torrijas y les coloqué encima la placa de chocolate y adorné uno de los extremos con bolitas de anís.




 ¡¡Qué torrijas más deliciosas!!

Y ahora que me doy cuenta...este dulce tan típico de la Semana Santa, así tan elegante como ha quedado con esta transferencia de encajes ¿no te recuerda a las mantillas que se lucen en las procesiones? Bien, pues ya sólo falta ponerles la peineta...

Con un transfer sobre tela, que a punto estuvo de no acudir a la cita porque 
Tenía ganas de probar esta técnica y me ha sorprendido mucho
porque pensaba que iba a ser fácil y qué va! todo lo contrario
Esto sí que se me ha resistido (por lo menos hasta el momento) y no sé si es por la tela o que le puse poco "mejunje" para pegarlo o que raspé mucho quitando el papel... pero para que veáis que por lo menos lo he intentado, allá va...
 Ya seguiré otro día y mientras tanto pondré más atención a las explicaciones de mis compañeras.
De lo cual se extrae una moraleja:
Lo fácil o lo difícil es muy relativo y no siempre coincide con lo que pensamos, 
por eso mismo ¡no dejes de intentarlo!


Para ir al recopilatorio de recetas pincha en éste enlace
y para ver las propuestas "De todo un poco" mira aquí.