miércoles, 25 de enero de 2017

Postre de Sherezade


Te traigo un dulce postre con fantasía de sabores
ideal para éste cuento de las Mil y una noches

Imagínate al Sultán entre almohadones y sedas
desencantado y confuso, que traicionado se venga, 
desposando de noche y decapitando de día.


Oh! qué triste sino llevaría a Sherezade ofrecerse voluntaria 
para querer terminar con semejante escabechina.
Llegó la noche oscura, sí, pero su ingenio alumbró una salida...


Su desbordante imaginación aventuras sin igual contó,
que al sultán llenaron de interés y admiración.
¡Oportuno amanecer! 
Llegaste dejando la "miel en la boca" cual dátil fresco.


INGREDIENTES:
-200 grs.de dátiles (mejor de los medjoul, que equivalen a unos 9)
-100 ml. de leche de almendras (lee su receta casera aquí)
-25 grs. de almendra molida
-25 grs. de nueces peladas
-1 cucharadita de canela en polvo
-1 cucharadita de agua de azahar
-2 manzanas
De adorno: coco rallado, almendras en láminas, fruta escarchada, guindas...

PREPARACIÓN:
Deshuesa y trocea un poco los dátiles para triturarlos junto con la leche de almendras.

Añade la almendra molida y la canela y mezcla bien. Agrega la cucharadita de agua de azahar y las nueces machacadas (no demasiado finas, para encontrar algunos trocitos entre la crema) Debe quedar una pasta espesa pero que se pueda untar, si no añade un poquito más de leche o nueces, hasta quedar a tu gusto.

Lava y retira el corazón de las manzanas con un descorazonador. Córtarla en rodajas y unta con la crema de dátiles y frutos secos (da como para 8 rodajas)
Para adornar: 
Espolvorea con coco rallado o almendra en láminas y en el centro coloca una guinda en almíbar y dos tiritas de fruta confitada.

Nota: Es un dulce energético que no necesita añadir azúcar y la crema se conserva bien tapada unos días en la nevera.


Hábil contando cuentos...sucedíanse uno tras otro 
para a la noche siguiente seguir con el mismo plan!
perdonándosele la vida gracias a mantener la intriga
y aún no desvelar su final.



Aladino, Simbad, Alí babá o el agua de oro
la mente del sultán llenaban haciendo que su odio olvidara 
y Sherezade transformárole por dentro con palabras y ejemplos 
hasta que fué revocada ¡por fin! la cruel ejecución de sultanas...




y es que después de...mil y una noches
enamoraíto perdido quedó!

¿Y por qué no imaginarse que el sultán también se quedó prendado de éste sabroso postre,
 mezcla de texturas y aromas, delicia del oasis...? 


Podéis ver las propuestas que mis compañeras han hecho para esta fiesta temática 
de "Una galleta, un cuento" pinchando aquí

,