sábado, 21 de enero de 2017

Tortilla Arnold Bennett o Savoy omelette


Sí ¡Bienvenidos al banquete!
porque ya era hora de que volviera por aquí...¿verdad? 
y aunque estemos en plena cuesta de enero, 
nos vamos a dar un verdadero banquete con una tortilla... 
¡pero que muy suculenta! 
de bacalao y enriquecida con bechamel.
que hará las delicias de vuestras papilas gustativas ;-)


Mientras la saboreas caerás en la cuenta de por qué era la favorita 
del autor inglés Arnold Bennett (1867-1931) 
hasta el punto de tomarla todos los días durante sus largas estancias en el Hotel Savoy, mientras se inspiraba y escribía las novelas "Gran Hotel Babilon" o "Imperial Palace"
 bajo su techo y pedir que se la cocinaran allá donde viajara...

Y es que no todos los días ni a todas las celebridades, reconocidos chefs 
del primer Hotel de lujo de Inglaterra daban nombre a una de sus creaciones,
 para homenajear a alguno de sus huéspedes.

Originariamente se preparaba con eglefino ahumado y salsa holandesa y se servía en el desayuno y a día de hoy sigue siendo uno de los entrantes principales de la carta del Savoy.


 


Con el tiempo hubo algunas variantes... yo me he guiado por éste libro de Cristina Macía e Ian Watson, (y otras referencias por la red) en el que hacen un recorrido muy interesante y ameno por el origen y anécdotas de cincuenta recetas históricas que llevan el nombre propio de quien las inspiró.

Como por ejemplo los saraos que se celebraban en éste Hotel, en la época de Bennet...
En 1905, un millonario americano pagó "la Fiesta de la góndola" en la que, para imitar la ciudad de Venecia, se inundó a propósito el patio del Savoy...actuó el tenor Caruso y la tarta de cumpleaños de metro y medio llevaba ¡¡un cachorro de elefante encima!!



Bueno...pues eso...vamos a ver cómo se prepara la receta:

INGREDIENTES:
-200 grs. de bacalao
-6 huevos
-250 ml de leche
-3 cucharadas de mantequilla
-3 cucharadas de harina
-3 cucharadas de perejil finamente picado
-queso parmesano
-sal, pimienta 

PREPARACIÓN:
Hervir el bacalao en la leche, sacar (dejándolo escurrir) y cortarlo en trozos. 
Con esa leche, una vez colada, se prepara una bechamel usando las 3 cucharadas de harina y la mitad de la mantequilla, además de perejil, sal y pimenta. 

En una sartén al fuego poner el resto de la mantequilla y cuando esté derretida vertemos los huevos ya batidos. Remover un poco con una cuchara de madera y una vez que veamos que la tortilla está hecha por debajo, pero aún líquida por la superficie se esparcen los trozos de bacalao por encima.

Si la sartén que se puede meter directamente al horno mejor que mejor pero si no, entonces
deslizamos la tortilla a una fuente de horno y repartimos por encima la bechamel que teníamos reservada. Por último se espolvorea con el parmesano y metemos al horno, precalentado, para gratinarla unos minutos bajo el grill.












Por fuera quedará una delicia así...


Y por dentro tan cremosa y fundente...


¡que no querrás que se acabe nunca!


43 comentarios:

  1. Una deliciosa tortilla para celebrar tu vuelta.

    ResponderEliminar
  2. Querida Esther, tu Tortilla Savoy me ha conquistado hasta la médula, ¡qué rica!
    Me sonaba el nombre de esta Tortilla, pero no recuerdo haber leído la historia, que gracias a ti, nunca voy a olvidar, es bien interesante y curiosa.
    Ya sabes que está Tortilla se viene conmigo directamente a El Club de la Tortilla Perfecta porque hace tiempo que lo tenía un poco olvidado, pero hoy tú has sabido darle vida propia.
    Excelente y exquisito trabajo, como es habitual en ti, ¡enhorabuena!
    Besos y feliz domingo guapa

    ResponderEliminar
  3. Hola M. Esther guapa
    Cómo va el recién estrenado año?
    Espero que bien
    Por la pinta de tus recetas y empatados veo que muy requetebién
    Estás hecha toda una verdadera chef y de la alta cocina
    Hasta la tortilla tiene glamour
    Tortilla Savoy con historia incluida tiene que estar deliciosa
    Yo la he comido varias veces en el país Vasco pero sin bechamel y estaba uuummm riquísima pero con ese toque de bechamel ya debe ser la repera de delicia Uuuuuummmmm
    Me han fascinado las flores de pascua hechas con gelatina de fresa .
    Eres una artesana de la cocina Esther
    Felicidades guapa
    Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Errata:
    "empatados" NO
    "emplatados" Si
    ^_^

    ResponderEliminar
  5. Uy me gusto conocer sobre el plato y se ve muy rico

    ResponderEliminar
  6. Ya era hora de que aparecieras con alguna de tus exquisitas recetas, no sólo por la calidad del plato sino por lo intrresante y ameno que lo haces.

    El plato de hoy me gusta muchísimo pues si lleva bacalao yo me lo como todo.

    BESOS

    ResponderEliminar
  7. Una tortilla que no conocia pero me ha encantado , la tendre que probar besitos

    ResponderEliminar
  8. Ohhhh si que estaba rica si, mira que pedirla cada día, jeje, fácil de contentar el señor que no la aburría :P
    Desde luego se ver deliciosa, con esa cremosidad y el gustito del bacalao y gratinadita por encima.
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
  9. Que bien que ya estes por aqui de nuevo feliz año!! Sabes no conocía esta tortilla por ese nombre entre tu y yo, yo la llamo deliciosa tortilla de bacalao perfecta, me ha encantado tanto que lastima que sea domingo si no hoy mismo bajaba a comprar bacalao porque me a enamorado, me imagino lo sabrosa que estará con la bechamel ummm muero de amor...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  10. Madre mía qué pintaza tiene esa tortilla Esther. Pasar por tu blog es una delicia con esas exquisiteces que nos presentas. Me gusta la tortilla de bacalao, pero así ummmm.
    Un besote guapa!!!

    ResponderEliminar
  11. ¡Que delicia, por favor! Ese aspecto fundente por dentro es espectacular.
    Y la historia que acompaña al plato es super interesante. ¡Mira que pedirla a diario durante su estancia en el hotel.!
    Besos

    ResponderEliminar
  12. He pasado varias veces a visitarte y me extrañaba tu ausencia.
    Bienvenida de nuevo👏🏼👏🏼
    Tremenda tortilla, es lo más!!. No conocía su historia, y es que siempre nos das unas clases magistrales que me dejan con cara de emoticono.😳
    😝😘😘
    Feliz tarde guapísima.
    Sil
    Los Telares de Sil

    ResponderEliminar
  13. Nuestras papillas gustativas están a pleno rendimiento con esta tortilla!
    Nos alegra leerte y ver lo documentada que estás siempre!
    Muchos besos de las dos

    ResponderEliminar
  14. Bien que me gustaría probarla, tiene un aspecto muy apetitoso, y me imagino que a lo mejor que puede hacer con otro tipo de pescado blanco, un feliz domingo.

    ResponderEliminar
  15. ¡¡Hola Esther!! Pues si, ya echábamos de menos tus recetas con historia, pues si no es por ti, no conocería ni la mitad de las procedencias de recetas tan clásicas pero que aún conservan todo su esplendor hoy en día.
    Había oído de esta tortilla con bacalao, pero vamos, ni pensar a qué era debido ni como era su elaboración. Te aseguro que me ha gustado por fuera y más cuando he visto ese corte de la tortilla, tan fundente y cremoso, sin duda, perfecto para un hotel de tanta categoría. Besitos.

    ResponderEliminar
  16. Hola guapa, que buena pinta paso saliva de verla, aqui se hace mucho aunque sin bechamel, habrá que probarla..besin

    ResponderEliminar
  17. Maravillosa !! me encanta , debe ser deliciosa con el bacalao!! Bs.

    ResponderEliminar
  18. Hola Esther,bien venida de nuevo,te echabamos a faltar....
    Bonita histotria y mejor recete ,tiene que estar deliciosa.....
    Besitos miles¡¡¡

    ResponderEliminar
  19. Me parece una tortilla muy original y muy rica, al bacalao le van de maravilla los huevos y la bechamel, el sabor que debe tener me lo estoy imaginando y he empezado a salivar, pero la pienso hacer pronto para resarcirme.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Hola, no sé cómo serían las que preparaban en aquel hotel, pero seguro que la tuya es más deliciosa. Qué sí, qué sí, si dudarlo pues casera y hecha por tí no puede tener igual. te lo digo yo. Así que al Club de la tortilla de Concha , seguro que tiene lugar preferente!! Un beso!!

    ResponderEliminar
  21. Esther menuda receta mas estupenda nos has ofrecido.,uy interesante el relato y habrá que probarla Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Hola guapísima !!!
    Me alegra verte de nuevo en movimiento y que nos traigas estas entradas con anécdotas tan interesantes. No la conocía Esther y me la llevo a mi rincón, que aunque está lleno de pendientes ya le buscaré el momento para hacerla.
    Es absolutamente deliciosa y aunque no la hagas de metro y medio como la tarta ni me la presentes con un elefante de copete, te aseguro que me la comería de mil amores y rebañaba el plato.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  23. La pinta la tiene fantástica Esther, pero no se yo si me la puedo permitir todavía............que aún estamos eliminando los excesos navideños :-D. Me encanta las historias que cuentas sobre cada una de las recetas que publicas, eso hace tu blog totalmente original ;-)

    Besaos y feliz semana

    ResponderEliminar
  24. esto es cinco estrellas michelin por lo menos,me dejas anonadada con esta suculencia.
    FELICIDADES porque la receta esta genial,pero la presentacion se sale
    Un abrazo gordo
    http://elmundodececilia.com/blog/

    ResponderEliminar
  25. Esto son ya, son palabras mayores de chef con estrella Michelin, Esther. Yo desde ya, te concedo una.¡Que pintaza!.
    Un beso y feliz semana.
    María

    ResponderEliminar
  26. Se le ve una pinta estupenda, el bechamel la tiene que poner muy suave.
    Yo nunca he probado la tortilla de bacalao, la tengo que hacer a ver si me gusta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  27. Que receta tan rica y que bien verte de nuevo por aquí. Se te echaba de menos a ti y a tus recetas con todas sus historias y anecdotas.
    Un placer para la vista, el gusto y la imaginación leerte de nuevo

    ResponderEliminar
  28. Menuda exquisitez y delicatessen de tortilla!Y qué bien aderezada de saraos y documentada viene, lo del elefante en el pastel me ha matao!jajaja qué pasada!.
    Feliz semana, un beso!

    ResponderEliminar
  29. ¡Vaya delicia de tortilla! ¡qué estreno más triunfante! creo que la haré pronto, ha sido verla, con el añadido de tus descripciones tan afortunadas, y pensar en que debo hacerla cuanto antes mejor. Esto no es una tortilla es un pastel,jjj. Un beso preciosa.

    ResponderEliminar
  30. Hola Esther menudo regreso el tuyo, yo estoy planeando el mío que esta a años luz de este, madre mía que pintaza esta tortilla, según la iba leyendo se me iba llenando la boca de agua y ahora que es la hora de cenar, joooooo.
    Que cosa más deliciosa, encantada de estar de nuevo por aquí y ver estas maravillas.
    Un besito enorme guapísima.

    ResponderEliminar
  31. Se me está haciendo la boca agua y eso que ya he cenado. Que pinta. Niña tu nos tienes que hacer una cenita de amigas. Ostras Esther Tolo lo hacerse guay. Te quiero un montón

    ResponderEliminar
  32. Menuda pinta esa tortilla, hija Esther que manos tienes para la cocina!!!

    ResponderEliminar
  33. menuda tortilla estupenda¡¡¡¡ que rica¡¡¡.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar
  34. Hola guapi!!
    Pero qué tortillaza! Madre mía, no me extraña que fuese la favorita de Arnold (Arnold, con toda la confianza, como si fuese de la familia, jaja). Me encanta encontrar recetas que le gustaba a la gente conocida, me parece súper curioso =)
    Me ha encantado, se ve súper apetecible, así que, con tu permiso y el de Arnold, el chef y yo nos la apuntamos para hacerla pronto ^^
    Un besote guapa!

    ResponderEliminar
  35. No la hemos probado nunca, Esther, pero como nos gusta todo de ella, podemos casi afirmar que está deliciosa... ¡Y nos huele de maravilla! Uff, habrá que probarla en serio.

    Un beso enorme de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  36. Qué rica se ve la tortilla y cómo me gusta leer las historias que cuentas. Tengo que probarla, que la bechamel siempre enriquece mucho los platos. Gracias, guapísima. Besitos.

    ResponderEliminar
  37. Ya te echaba yo de menos ¡y con menudo recetón regresas! ¿acaso no sabes que hay medio país a dieta y el otro medio diciendo que mañana se pone? ja ja ja

    Bueno, así hay más tortilla para nosotras ¡ah, no! que yo teóricamente empezaba mi dieta esta semana... pero vaya, que por un trocito, tampoco pasa nada, que tiene demasiada buena pinta para perder la ocasión de probarla

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  38. Eso es una tortilla como Dios manda!!!!
    Un besito!!!

    ResponderEliminar
  39. Me encantan las recetas con bechamel. La tortilla tiene un aspecto espectacular. Me alegra verte de nuevo por aquí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  40. Mmmm, me encanta todo lo que lleve bechamel, o sea que me guardo la receta.
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  41. Qué delicia Esther!!! Si una tortilla de bacalao simplona lo es, ésta tan glamourosa tiene que ser un verdadero placer para las papilas gustativas, como bien dices.
    Me ha encantado la historia de este plato, y tú lo cuentas todo de forma tan amena!!!
    Gracias mil por la receta y el relato.
    Un beso grande, guapísima!!!

    ResponderEliminar
  42. Sin ninguna duda, has elegido una combinación que me encanta y además con tanto glamour quien se resiste... has vuelto inspirada!
    Bicos bonita

    ResponderEliminar
  43. Preciosa anécdota, Mª Esther, me imagino a Arnold Bennet en el Savoy perfilando escenas de Grand Hotel Babilon en medio del glamuroso comedor y toda aquella gente exquisita. Ese libro es una joya, excelente adquisición. Cuídalo como oro en paño. Es más, engánchalo de la pared como los libros encadenados :) Besitos.

    ResponderEliminar

¡Me encantan tus comentarios! Gracias.