domingo, 25 de junio de 2017

Pan frito nativo-americano (indian fry bread)


Esta vez para la edición de "Una galleta, un cuento
(en la que ya iba siendo hora de volver a participar) 
no te voy a contar un cuento, si no una historia real. 
Ya me dirás al final si 
(por lo acostumbrados que estamos a que las pelis nos cuenten algo totalmente distinto...) 
has tardado mucho en reconocerla...

Corría el año de 1607...
Un mercenario y ambicioso capitán llamado John Smith desembarca en Virginia, junto a muchos otros  ingleses colonizadores, proponiéndose extraer la riqueza de esta tierra.
Mientras se asientan y fundan la colonia llamada "Jamestown" los nativos los vigilan...

...ofreciéndoles alimentos y cordialidad. Después de varios meses Matoaka, una niña de 12 años, hija del líder de la tribu Powhatan hace amistad con ellos; pero la aparente calma entre nativos y colonos dura poco tiempo, los engaños por parte de éstos últimos hace que la tensión crezca llevándolos al conflicto (mientras, J.Smith regresa a Inglaterra a causa de una herida, que a ella le dicen que es mortal)

Para conseguir armas y la liberación de algunos prisioneros ingleses que tenía el jefe Powhatan, el gobernador de la colonia inglesa secuestra traicioneramente a Matoaka, que entonces tenía 17 años, para pedir ese rescate. Estuvo prisionera más de un año...

En su generación, su pueblo fué diezmado, sacado de sus ancestrales tierras y dispersadas las tribus en reservas. Los navajos llamaron a ese período de su historia la "Caminata" y los cherokee "El camino de las Lágrimas". Este pan constituye un símbolo, que a día de hoy muchos de ellos todavía creen que comerlo es una tradición sagrada que debe continuar hasta que la tierra se purifique de nuevo.
Esta receta de pan frito, de hace más de 140 años, preparada por los indios americanos con los escasos víveres que les suministraba el ejército es un pan básico y todo un símbolo de supervivencia. Creo que es idóneo para este Reto con el tema propuesto por Lidia, del blog "Nunca es demasiado dulce", ganadora del mes pasado.

INGREDIENTES:
-2 cups (2 tazas) de harina de trigo 
-2 tsp (2 cucharaditas) de polvo de hornear (levadura química)
-1/2 tsp (media cucharadita) de sal
-1/2 tsp (media cucharadita) de leche en polvo (opcional)
-1 tbsp (1 cucharada) de mantequilla (tradicionalmente se usa manteca de cerdo)
-3/4 cup de agua tibia
-aceite para feír.

PREPARACIÓN:
Mezclar los ingredientes secos, harina tamizada, polvo de hornear,
leche en polvo y sal...
Añade la mantequilla y mezcla. Vierte poco a poco el agua 
hasta que consigas tener una masa suave, pero que no quede pegajosa. Cubre con film plástico o un paño de cocina húmedo y deja reposar 10-15 minutos.
Calienta el aceite y  mientras tanto parte la masa en 8 trozos, haz bolitas con ellas y aplánalas con el rodillo. Al freír verás que enseguida se empezará a hinchar formándose burbujas en su superficie; da la vuelta una vez, en cuanto esté dorado. Saca a escurrirlas sobre papel de cocina.
Según unos la receta tradicional lleva leche en polvo y nunca levadura y según otros es justo al contrario. Yo lo he preparado con los dos ingredientes y ¡listo! fuera polémicas ;-)

 De textura es crujiente por fuera, y blandito por dentro; es mejor comérselos recién fritos.

Y ahora, sigamos con la historia...
Mientras estuvo cautiva, Matoaka aprendió inglés y accedió a casarse con el colono John Rolfe, un viudo de 28 años que se enamoró de ella, como condición para su liberación.
Se convirtió, llamándose a partir de entonces Rebecca. Tuvieron un hijo y en 1616 la familia fué invitada a Inglaterra, donde fué presentada con honores reales  y convertida en el centro de atención de la alta sociedad aunque parece ser que el motivo era mostrarla como ejemplo de "domesticación" de nativos y atraer negocio e inversiones al Nuevo Mundo. 
Allí se enteró de que J.Smith en realidad estaba vivo y cuando lo vió le recriminó muchas cosas. Volviendo a Virginia, con su marido J.Rolfe e hijo, murió en el trayecto a la edad de 22 años al contraer la viruela.


No dejes de probar este pan fácil y rápido de hacer, que puedes acompañar con ingredientes salados como "navajo tacos" o con "Wojapi", una salsa de arándanos salvajes. Yo, a falta de ésta le puse mermelada 

y a otros sirope de arce ¡está buenísimo!

El recopilatorio con todas las recetas participantes lo puedes ver en el blog Patty's Cake

Ahhh, por cierto, que aún no he dicho a quién me refería en esta historia, 
¿o ya lo adivinaste?

Matoaka o Lady Rebecca es...

¡Pocahontas!