miércoles, 1 de octubre de 2014

Tapa de berenjena con jamón y queso


 Para presentaros a la protagonista de la adivinanza del post anterior,
la ocasión la pintan calva, porque según dicen...
 ¡¡en época de berenjena se te cae la melena!!

Berenjena, berenjena,
con su falda morada y su sombrero verde. 
Siempre tan sospechosa 
de meterse en berenjenales... 
Decían que eras venenosa y sosa,
la que ni hincha ni llena
Y ahora Reina de la despensa, 
¡da gusto verte y comerte! 

INGREDIENTES:
-5 rebanadas de pan de barra
-1 berenjena
-60 grs. de queso de cabra
-5 lonchas de jamón del bueno
-aceite de oliva
-sal y orégano
-ajo en polvo o picado muy diminuto
-miel y almendras en láminas para decorar

PREPARACIÓN:
Cortamos la berenjena por la mitad y la ponemos diez minutos en agua con sal para que vaya soltando su humor amargo. Cuando ya esté más tratable le asestamos unas cuchilladas transversales con decisión pero sin llegar al fondo de la cuestión. Rápidamente espolvoreamos con orégano y sal antes de verterles un chorreón de aceite (pero sin ahogarlas) y aplicarles la tortura eléctrica del microondas durante 12 minutos a máxima potencia. Eso sí tapándolas, no vayan a escaparse! Sólo cuando acabe el tiempo las dejaremos reposar un poco, como 10 minutos.  Será suficiente para arrancarles la piel a tiras  y descuartizarlas muy menuditas (qué susto me estoy dando a mí misma XD!) y provocar que se pique con el ajo. 
Bueno, está bien...le daremos el alivio de curarse con el queso, mezclándose suavemente, porque éste sí que tiene buena pasta. 
Por último sólo queda llevarla ante los familiares dispuesta para la ocasión, en rebanada de pan de barra y sobre una loncha de jamón. Le damos los últimos retoques antes de salir a
escena: almendras laminadas, brillo con un poco de miel y una flor en todo lo alto.
 ¡Y que ustedes lo pasen bien!


El gusto por este plato viene de antiguo y hasta el ingenioso sevillano Baltasar del Alcázar (1530) compuso un poema burlesco: "Preso de amores" que decía así:
"Tres cosas me tienen preso 
de amores el corazón 
la bella Inés, el jamón
y berenjenas con queso...
Fue de Inés la primer palma
pero ya juzgarse ha mal
entre todos ellos cual
tiene mas parte en mi alma.
En gusto, medida y peso
no les hallo distinción;
ya quiero Inés, ya jamón,
ya berenjenas con queso..."


Siempre tuya:
   Berenjena, la saludable 
y "amargamente agradable"