miércoles, 25 de noviembre de 2015

Galleta-gafas de cristal (de "La princesa y el guisante")


Los días 25 de cada mes llega el proyecto de Una galleta, un cuento y si te estás preguntando ¿Qué tienen que ver unas gafas de galletas de cristal y el cuento de "La princesa y el guisante"...? -que eligió Patricia- enseguida lo "verás".
 
Siéntate mientras horneo estas deliciosas galletas de mantequilla, con un centro de caramelo traslúcido , que crujirán en tu boca mientras te cuento el cuento (a mi manera, claro)
INGREDIENTES:
-250 grs. de harina
-125 grs. de azúcar
-100 grs. de mantequilla 
-1 huevo
-una pizca de sal
-1/2 cucharadita de esencia al gusto (vainilla o limón por ejemplo)
-caramelos de colores

PREPARACIÓN:
-Batir la mantequilla con el azúcar,cuando quede fluída añadir el huevo.
-Echar la pizca de sal, la esencia y batir de nuevo. Por último incorporar la harina tamizada poco a poco mezclándola a la vez con una cuchara de madera.
-Envolver la masa con film transparente de cocina y guardar en la nevera 1 hora como mínimo (tiene que estar fría para que no se deforme luego al cortarla)
 -Sacar la masa y cortarla en dos trozos para manejarla mejor.
 -Estirar con el rodillo sobre la encimera enharinada, dejándola de un grosor de 1/2 cm. Cortar círculos o la forma que queramos con cortadores de galletas (o plantillas de cartón) y aplicar otro cortador más pequeño dentro, para que quede el centro hueco. Llevarlas a la bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado.

-Machacar los caramelos (cada color por separado) en trocitos. (No hace falta molerlos tanto como hice yo, pero así controlé mejor la cantidad a poner)
-Rellenar el centro hueco con los caramelos molidos, de forma que no sobresalga ni manche los bordes de la galleta, pero que quede bien relleno.
-Hornear diez minutos aprox. a 180º (calor arriba y abajo)
-Sacar la bandeja y ¡no tocar el caramelo! hasta que se enfríe, cuando se haaya solidificado de nuevo y ya podamos ir desprendiendo con cuidado el papel de las galletas sin que nos quememos ni se quede pegado el caramelo al papel rompiéndose la película que se forma a modo de "cristal"
-Decorar al gusto, con glasa y sprinkles.
Nota: Para pegar las patillas de las gafas he usado chocolate derretido, presionando con la mano hasta que no se cayera, Luego meterlas en la nevera para que se endurezca más la unión.



Mientras esperamos a que se sequen...puedes ver clicando aquí el recopilatorio con todas las recetas de mis compañeras y seguir leyendo ésto si quieres...


Era una fría noche de otoño y las calles olían a galletas recién horneadas cuando empezó la tormenta. La lluvia golpeaba los cristales, los árboles se estremecían con el viento y los relámpagos iluminaron por un instante a quien llamó a la puerta del castillo: Toc, toc!! 

El  príncipe en persona abrió y ¿a quién encontró? a una linda muchachita empapada hasta los huesos: "Hola, e-esto ¿puedo pasar...? aatchís! soy una princesa...de verdad.

La reina se asomó y pensó "sí, claro y yo soy  Cleopatra" jjj, pero vamos a ver si mi niño después de tanto buscar novia y no convencerle ninguna le va a hacer ojitos a una plebeya...(le pondré un guisante debajo de tropecientos colchones, si es capaz de notarlo daré mi aprobación y si no, será mi diversión!)

Cuando la alcoba estuvo preparada y la mocita fué a acostarse...pensó: "Ay, éste príncipe qué gafas tan bonitas tiene, pero parece que me quisiera hipnotizar de tanto mirarme..."
Y ahora...¿cómo voy a subirme a esta cama taan alta?
Uyyy, que me caigo!!!!
 "Qué rarito es ésto, ¿a cuento de qué tantos colchones? no sé, pero menos mal que con mis gafas de visión nocturna veré qué es lo que pasa...
No puedo pegar ojo, brrr ¡qué escalofrío en la espalda! Esto no puede ser, ahora mismo me levanto e investigo....ya sé, me pondré mis gafas de aumento (menos mal que he venido preparada)
 Ohh, pero ¿qué hay aquí? si ésto es...
¡Un guisante congelado!






¿A quién se le ocurre...? bueno, diré que mi piel tan sensible notaba como si hubiera una piedra entre los colchones y eso no me dejó dormir...¡porque voy a tener unas ojeras que no voy a poder disimular ni con la mejor colección de gafas!
 Por la mañana, la primera pregunta en el desayuno fué...
-¿Qué tal has dormido, bonita?
-Ups, fatal! porque casi me caigo de la cama y me dolía la espalda como si hubiese estado tumbada sobre una piedra.
-Oh! ¿has oído Agustín? ¡es una verdadera princesa! pues su desvelo demuestra que es capaz de sentir las "dificultades de la vida" (Nota de la cuentacuentos: tú, fíjate, jaja)
-Sí, madre; pero yo tuve la corazonada antes, sin necesidad de pruebas. 
Y después de casarse Agustín y Felicidad (pues así se llamaba la princesa) 
se dedicaron a escribir "La filosofía del guisante" 
y a crear y vender gafas de todas las formas, colores...y sabores
 poniéndolas de moda en el reino, porque todos querían mirar a través de ellas.

Unos querían ver la vida de color rosa, 
otras querían ver a su príncipe azul, 
otros se deslumbraban con el amarillo...
y todos huían de los marrones (a ver...jjj
pero lo que fué indiscutible es que...
 
El éxito de ventas fueron...
Y tú...¿ya tienes las tuyas?


Editado:
¡Chic@s, mi propuesta ha sido la ganadora! y entonces elijo el próximo cuento, que será...
¡ya lo veréis en enero!

88 comentarios:

  1. cada dia me sorprendes, con tu originalidad y lo divertido de tus post... genial... saludines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, eso está bien ¡que pueda seguir sorprendiéndote! gracias, bss

      Eliminar
  2. ¡Nosotras las queremos rosas! ¡Qué arte tienes, María E.! es que no nos cansamos de decírtelo. Que versión más divertida del cuento y que manera tan original de entremeter las gafas, esas que tienen una pinta deliciosa con ese centro de caramelo que ya sentimos crujir en nuestras bocas... Ah! y que mona por favor la camita con los colchones y su almohada....

    Un beso enorme de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena elección en rosa ;-) En este cuento era dificilillo pensar en alguna receta que no fuera sopa de guisantes jjj y de ahí a las gafas no sé qué me pasó por la cabeza... mientras le hacía la camita (con una caja de zapatos y telitas de colores)
      Muchas gracias!!
      Besos

      Eliminar
  3. Es una versión del cuento actualizada, si todo evoluciona ¿por qué los cuentos se van a quedar inamovibles en la historia? Y como justificación para cocinar unas gafas de galleta es perfecta y original. El escenario que has recreado también es idóneo para la aventura guisantil con todos esos colchones y su princesa encima. No se te puede negar una imaginación extraordinaria para los proyectos y los retos, siempre los bordas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso, cualquier parecido con el cuento es pura coincidencia jjjj y además cualquier excusa es buena para hornear galletas. Lo demás (del escenario guisantil) se me fué ocurriendo sobre la marcha.
      Muchas gracias!! Un beso

      Eliminar
  4. ¡¡Qué bueno!! Me encantan tus gafas, me encanta el tutorial, me encantan las fotos, la cama con los colchones y tu forma tan original de contar el cuento... Cómo te lo has trabajado... Aquí estoy delante del ordenador intentando cerrar la boca...¡¡¡Felicidades!!! Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien que te guste tanto!! tenía mis dudas antes de publicarlo...y alguna foto se ha quedado en el tintero (ya me parecían demasiadas)
      ¡¡Muchas gracias!! un beso fuerte.

      Eliminar
  5. Me encanta el enfoque divertido del post, es genial. Las galletas las hice yo para Cenicienta y quedan chulisimas.
    Enhorabuena por tu propuesta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estupendo que te guste así, es mi tendencia natural jaja
      Ya me he acercado a ver tus galletas, qué buenas!!
      Muchas gracias, bss.

      Eliminar
  6. Hola, María... Todavía no tengo mis gafas, pero me las hornearé ;-)
    De mantequilla con un centro de caramelo... deliciosas
    Me han encantado las imágenes, tus explicaciones... y el cuento, muchísimo
    Pero, si para encontrar al Príncipe Azul, hay que notar un guisante bajo el colchón... me temo que me quedo sin Príncipe ;-)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podría dormir por el cerro de colchones porque eso de notar un guisante...yo me lo imagino chafado del todo, a no ser que estuviera congelado ¿no? jaja
      Mejor nos pondremos las gafas de moda, azules para detectar verdaderos príncipes ;-)
      Un beso y muchas gracias!

      Eliminar
  7. ¡¡Maravillosas!! Pero que originalidad por favor....Nunca dejas de sorprenderme con estos enfoques tan divertidos y creativos que das a los posts.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué alegría me das diciéndome tu opinión!! Mil gracias, Isabel.
      Que pases un día muy feliz, besos.

      Eliminar
  8. ¡¡Pero qué arte tienes, María!! ¿A quién se le puede ocurrir hacer unas gafas de galletas? ¡¡Pues a ti, no podía ser otra!! A mi me dicen que haga una receta para el cuento y hago unos guisantes con jamón y ya está, pero tú sabes darle la vuelta a todo, y sacar unas gafas que ya quisiera Dior tenerla entre sus diseños. ¡¡Eres una crack!! Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, las voy a tener que patentar!! La verdad es que me he divertido mucho haciendo el post, de principio a fin.
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  9. unas gafas super originales y muy eficaces a la hora de encontrar guisantes ,me encantan
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta en los cristales tiene guisantes jjj
      Gracias, un beso!!!

      Eliminar
  10. jaja me ha encantado! *_* siempre haces cositas originales!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que si no, no le encuentro la gracia..."algo" tengo que poner ;-)
      Gracias, bss.

      Eliminar
  11. Siempre te lo digo, pero es que es lo que siento. Lo tuyo es arte además de cocina de alta categoría. Ahora mismo estoy con un hambre que me las comía todas, con mucha penita por romperlas, pero me las comía.
    Gracias por estas maravillas.
    Besitos.
    María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí, bonita! ains, qué exagerada...pero que no te de penita comértelas, la catadora es la primera en probarlas (están muy ricas con el sabor de los caramelos)
      Un beso!!

      Eliminar
  12. Aissss,las queremos y adoramos María! Que arte tienes para todo chica!
    Texto,fotos y comida juntos,alquimia pura!!
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! estoy tan contenta de que os guste todo!!
      Besos a las dos.

      Eliminar
  13. Te felicito por tu creatividad, es el post más divertido que he leído, qué imaginación darle la vuelta al cuento, qué humor, qué montaje, qué fotos!!!! Vamos, que me ha encantado y me he reído un montón.
    Un beso y gracias por hacernos pasar un rato tan divertido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias!! pues todo improvisado, según se me iba ocurriendo una cosa surgía otra...y si te reíste con mi visión del cuento ¡genial!
      Besos.

      Eliminar
  14. jajaja me encanta esa cama de colchones, esas gafas en galleta te han quedado preciosas... un diez en montaje y en el cuento. Gracias por compartir.Un beso,
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí y también por compartir tu corona tan rica!!
      Besos,

      Eliminar
  15. Jajaja me encantó tu cuento!! Con ilustraciones y todo y ni hablar de las gafas, ufff buenísimos, para la princesa con toda su colección y para los demás. Se ven deliciosas y divinas!
    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí nada de "fueron felices y comieron perdices..." mejor "fueron excelentes vendiendo lentes" jaja
      Un beso y gracias!!

      Eliminar
  16. Que bueno, que chulada de gafas!!besos

    ResponderEliminar
  17. Que bonita y que bonita presentacion besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te gusten, muchas gracias!!
      Un besito.

      Eliminar
  18. Quiero unas galleto-gafas con esos cristales crujientes de caramelo tan fashion; no me las pondré aunque tengan superpoderes, que yo soy muy plebeya y prefiero comerlas, llámame zampabollos si quieres. La mise-en-scène de la noche guisantil es perfecta la camita un amor y la niña toda una princesita sin comprobación que valga. Una vez más te has lucido haciendo tu propia adaptación del cuento. Y los abetitos me los llevo, qué cucos.
    Bsssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marchando unas gafas para Nena! pero llévatelas puestas mujer...y si por el camino no ves guisantes ni príncipes ya te las comes!!
      Jaja, vaya con la nochecita guisantil ¡lo que ha dado de sí! y qué lista ésta princesita ahí donde la ves ;-)
      Gracias, besitos y abetitos para tí.

      Eliminar
  19. jajajaja Me he tronchado con tu historia del cuento, las fotos son geniales y las gafas de galletas más molonas y fashion no pueden ser!! Una idea super creativa y muy original!! Felicidades guapa!! Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto pasa por jugar con la comida...juntando dos galletas cristalinas nació la gafa!
      Y fashion tenían que ser, para la princesita que llevamos dentro ;-)
      Muchas gracias, un beso.

      Eliminar
  20. Estas si que son unas gafas originales, digo galletas!! jajajajaaj vaya dos en uno que has hecho, me encanta!! Y el cuento muy bonito, yo ya tengo mis gafas :) pero no se comen jajaja

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, qué bien verte!! y no lo digo porque lleve las gafas, jaja esas ya volaron...o mejor dicho se rompieron en mil pedazos ricos ;-)
      Me alegro que te gusten, muchas gracias!!
      Besos.

      Eliminar
  21. Madre mía que artistaza eres, no me canso de decírtelo. El cuento me quedo con tu versión, que me parece más divertida y la colección de gafas qye te has elaborado me vuelve loca, pero que bonitas por favor, mira que tengo ganas de hacer las famosas galletas de cristal y nunca encuentro el momento, desde luego que ahora me pones en un aprieto porque las gafas me han encantado, ja,ja, ja.
    Un besazo enorme y feliz semana querida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Crecemos con los cuentos, aunque luego los vemos de otra manera...yo por lo menos ;-) ¿Te ha gustado el muestrario de gafas? bieeen!! ya mismo está disponible la colección de primavera-verano (hay que ir con los tiempos jjjj)
      Cuando hagas las galletas simplemente le pones un trocito de masa por arriba como si fuera el puente de las gafas (como las azules de anisistos) y no te hace falta hacer plantilla) pegar las patillas se tarda un ratito, pero quedan más conseguidas jjj
      Un beso y gracias mil.

      Eliminar
  22. Te lo has debido de pasar genial haciendo este cuentacurso de cocina. Están ideales, da pena comérselas, pero no lo dudaría si tuviera una delante, le daría un buen mordisco.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síii, me lo he pasado como una niña chica!! jaja y como tal disfruté rompiéndolas para comérmelas (las que pude, claro, que por aquí hay más zangolotinos)
      Un beso, gracias!!

      Eliminar
  23. Hola María!!!!

    Esto sí que ha sido un trabajo que menudo trabajo te ha dado, pero me ha encantado, primero la receta que evidentemente me ha intrigado saber cómo ibas a meter tú las gafas de cristal en el cuento, y mira tú por donde que poco a poco las has ido metiendo todas. Que por cierto, de la primera a la última tienen pinta de estar muy pero que muy buenas.

    Me ha encantado esta versión tuya del cuento, y menos mal que resultó ser una verdadera princesa, que sino, te quedas con todas nosotras.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola FG!!
      Jaja, os he metido las gafas por los ojos pero no me he portado mal con el final (aunque eso también es divertido de hacer ¡y de leer! y no miro a nadie...jjj)
      El trabajillo se da por buen empleado, me ha encantado idearlo y hacerlo y sobre todo compartirlo y que os haya gustado tanto. Muchas gracias!!
      Un beso.

      Eliminar
  24. Pero q graciosas, por favor!! me han encantado!! muaks

    ResponderEliminar
  25. Menuda realización del cuento tan divertida te has elaborado con esas gafas tan estupendas que se pueden probar de dos maneras distintas, tienen que estar de vicio y seguro que más de una persona se las a probado antes de llevárselas a la boca.
    Me encanta ver tu peculiar manera de mostrarnos tus recetas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de que te gusten!!
      Muchos besos, feliz finde.

      Eliminar
  26. Enhorabuena!! Me encanta todo:galletas, post, relato, etc. Bss.

    ResponderEliminar
  27. Que imaginación culinaria.....es fantástico descubrir que un cuento puede crear una galleto-gafa....ole con la palabrita....es que aquí hay arte para todo, para reescribir el cuento y para ambientarlo.

    Esa cama para la princesa es una maravilla ...y mira que delicada la princesa que le molesta ese diminuto guisante entre esos colchones tan mullidos.

    BESOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, el título sí que me ha dado problemas...más que esta princesita tan delicada!
      Muchas gracias Mª J. qué bien que te gustó!!
      Un beso fuerte.

      Eliminar
  28. Yo adoraba ese cuento e niña, me encantó tu versión y la galleta . Te mando un beso

    ResponderEliminar
  29. Me encanta esta técnica de los caramelos!!!! y la idea de usarla para hacer los cristales de las gafas me ha parecido espectacular. que caramelos son? por que siempre he querido hacerla pero nunca he sabido que caramelos utilizar... jejejeje
    Besines

    Alba, Niña Bonita Accesorios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los verdes y los rojos que se ven en la foto son de sabor a fruta y los azules de menta (de ese color). Te sirve cualquiera de los duros (no los masticables) y mejor con colores vivos para que se vean mejor.
      Me alegra mucho que te gusten! Gracias
      Un beso!

      Eliminar
  30. Me he quedado sin palabras viendo estas galletas que has hecho, eres una artista, sin contar que seguro que están también buenísima..
    Besos

    ResponderEliminar
  31. Bravo! , bravo! Y bravo!!
    besitos desde decorando de corazón

    ResponderEliminar
  32. María, como ya nos tenés acostumbradas, has creado unas galletas de lo más interesantes, bonitas y originales (como la versión sui géneris del cuento infantil que nos has contado). Me he divertido como loca con tu historia, tus galletas y tu creatividad ;)
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  33. Me voy con un gusanillo por galletas!!jaja...que buena entrada,perfecta,todas hemos vuelto a ser niñas para poder jugar y saborear estas maravillas...es que me ha sorprendido el resultado...las galletas me animo,pero lo que viene luego...nosé yo que lío me haría!un beso

    ResponderEliminar
  34. Para hacer disfrutar a cualquier niño y mayor, me encantan tus galletas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Hola, María E. Me encantó, la masa ¡de repostería fina! Y la simulación del vidrio, de lo más conseguida. Una idea gOlOsa en todos los sentidos. Las gafas, tan frágiles en apariencia, perfectas para el cuento. Ahora, no le arriendo la ganancia al pobre Agustín, va listo con semejante prenda. Para mí, "La princesa repipí" (A raíz del cuento, siempre lo he pensado: Si se queja la princesita de una nimiedad así, la armará ¡por tOdO! Más le valdría una princesa todo-terreno en vez de esa pija de campeOnatO ;)

    Un post redOndO. Pero ¿qué me pasa? Ultimamente tengo la inquietante sensación de ver gafas por todas partes ;) Un besote

    ResponderEliminar
  36. Qué bonito lo has publicado, una maravilla de galletitas, además de preciosas, vaya, de cuento!!Un beso guapa

    ResponderEliminar
  37. María me parto con tu particular versión de este cuento. A mí personalmente me gusta bastante, y ese final "empresarial" me encanta ¡casi tanto como tus galletas! que son una monada, por supuesto

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  38. María querida, ayer no pude venir, aunque vi tus galletas. Menudo trabajazo que te pegas con casa receta, eh!! Me encantan y no dejas de sorprenderme. Se ven preciosas, ingeniosas y seguro que riquísimas. Te felicito, de verdad, porque eres toda una artista, no me canso de decírtelo, guapa. Un beso.

    ResponderEliminar
  39. Por cierto... que se me ha olvidado, me he reído muchísimo con tu particular versión del cuentecito!! jajaja!! Eres una auténtica crack, y los príncipes bien que aprovecharon el tirón de las galleto-gafas, eh? seguro que ganaron mucho dinerito. Besos de nuevo.

    ResponderEliminar
  40. No me canso de decirlo eres una artista de la cabeza a los pies!!
    Has echo unas gafas super originales.
    Un beso

    ResponderEliminar
  41. María, podría estar riendo un día entero y más con tus ocurrencias. Te admiro por tu imaginación increíble. De las gafas ¡qué te voy a decir! si hubiera querido hacerlas yo seguro que ni puedo pegarles las patillas, parece sencillo pero tiene su complicación. Me ha gustado todo y me voy encantada. Besos grandes guapa.

    ResponderEliminar
  42. Nooo, no tengo las mías... todas las que han venido antes que yo han acabado con las existencias, jajaja. Y ahora qué voy a hacer, pordios... cómo voy a poder detectar un guisante... me convertiré en una simple plebeya capaz de dormir en cualquier lado, qué espanto... jajaja. Me encanta venir a verte, tienes una habilidad (bueno muchas) fantástica, para hacer cosas chulísimas y para contarlas, que ya es la pera!
    Un beso preciosa, que duermas bien.

    ResponderEliminar
  43. Pero María, esto es increíble, mira que te lo curras, y siempre a pesar de conocer las cosas que haces, no dejas de sorprendernos, eres una artistaza.
    Si no te dan un premio por esta maravilla, siéntete como si te lo hubieran concedido porque te lo has ganado.
    Un millón de besos guapa!!

    ResponderEliminar
  44. Hola MAría, pero que original son estas galletas, te han quedado muy cuquis jeje. Además das ideas para hacer otras, me parece un regalo muy bonito para estas navidades. Me copio la receta. Un besote!

    ResponderEliminar
  45. Querida María, como siempre genial. En la cocina respeto y valoro las tradiciones, pero también la creatividad que da paso a lo nuevo. Feliz finde. Bstes.

    ResponderEliminar
  46. Hola María. Un cuento muy actual jj y eso que viene de antiguo jj. la moraleja que saco es que la mujeres sois mucho más inteligentes que los hombres. Creo y no me equivoco que si tuvierais el mando otro gallo nos cantaría y no solo aquí jj.
    En cuanto a las galletas, además de originales y habértelas currado, estoy convencido de que estarán de rechupete. Vamos como para no dejar ni una, gafas incluidas jj.
    Que pases un estupendo fin de semana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  47. Qué max-mix de cuento y receta más genial María E.!!! Las gafas son una pasada, creo que por mucho que nos cuentes la receta y veamos el paso a paso hay que ser una artista para elaborarlas, y no me quiero ni imaginar lo ricas que deben estar!!! Y añadirlas al cuento....jejeje menuda imaginación, me encantó la historia, el final feliz, y toda la inventiva de gafas que creaste sobre todo para ver la vida en colores :)
    Muchos bravos, por el exitazo de las galleto-gafas y por otro post tan currado y creativo!!!
    Muy buen finde!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  48. Que chulas!!! Me encantan! Pero qué pena comerselas jajajaja me pido las del corazón en medio jajajaja besos!

    ResponderEliminar
  49. La ocurrencia es buenísima y esta versión "óptica" del cuento me ha encantado, ja, ja ja!!
    ¡¡Eres una crack!!
    Por cierto deliciosas estas gafas... ¡¡Te las cambio por las mías!!

    ResponderEliminar
  50. Me ha encantado tu version divertida del cuento jaja... buenisimo! Las galletogafas una pasada! Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  51. Me ha encantado tu version divertida del cuento jaja... buenisimo! Las galletogafas una pasada! Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  52. Me encanta venir a verte, porque siempre es una sorpresa lo que nos vamos a encontrar en tu cocina. De pequeña era uno de mis cuentos preferidos, sobre todo porque el libro era enorme y con unos dibujos maravillosos. Pero porque no conocía tu nueva versión, hubiera sido la repera jaja
    Oye, las galletas me han dejado ojiplática, y esa colección que has hecho, impresionante de verdad.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  53. Bonita, divertida y narrativa entrada¡¡ me encanta cuando mezclas las recetas y los cuentos ¡¡ un beso y feliz semana¡¡¡

    ResponderEliminar
  54. Qué creativa eres María, pero qué cuento nos has relatado, y qué gafas más bonitas has horneado. Eres una gran artista, con una sensibilidad especial, estoy encantada.
    Un besote

    ResponderEliminar
  55. JJJ :) Menuda "vista" tiene esta princesita: Mas lista que el Rey,el Principito y la madre que lo .. digo, la Reina (ya en papel de futura suegra). Pero es que con esas gafas con superpoderes ya podrá, ..... Si hasta a nosotros nos ha convencido: A ver, quien no quiere ya mismito unas ricas "galletogafas" ? :)

    ResponderEliminar

¡Me encantan tus comentarios! Gracias.