miércoles, 18 de marzo de 2015

Bienmesabe antequerano

Cuando preparé el bienmesabe rondeño  ya os hablé de todas las variantes que existen y lo mucho que me gusta. En ésta ocasión le ha tocado el turno al de Antequera (Málaga).
Este dulce cuyo origen es probable que sea árabe se viene elaborando en el convento de clausura de Belén de las monjas clarisas con la misma receta desde 1635. Hoy en día lo podéis degustar en las pastelerías de esa bonita ciudad o animaros a prepararlo en casa pues es bien fácil y muy rico.

INGREDIENTES:
-200 grs. de almendras crudas
-12 bizcochos soletillas
-4 huevos
-400 grs. de azúcar
-1/4 litro de agua
-1 lata de cabello de ángel de 500 grs (si lo queréis hacer casero mirad aquí la receta de Raquel de "Mi diversión en la cocina) 

PREPARACIÓN:
-Escaldamos las almendras para quitarles la piel, las tostamos y las molemos(no muy finas)

-Hacemos un almíbar ligero con el agua y el azúcar y vertemos un poco menos de la mitad sobre los bizcochos, que ya habremos puesto en una fuente.

-Los cubrimos con cabello de ángel 

-Ponemos la cazuela donde tenemos el resto del almíbar de nuevo al fuego y le añadimos las almendras trituradas y los huevos batidos. Vamos removiendo hasta que se espese.

-Lo repartimos por encima de la capa de cabello de ángel, cubriéndolo todo.
-Para adornar, espolvoreamos  con canela molida y azúcar glass.

Estaba esperando alguna ocasión especial para publicar esta tarta y cuándo mejor que ahora que he conocido en persona a Inmaculada del blog Perfileando (que fué quien me dió la receta, aunque yo he modificado las cantidades) Muchos ya lo sabíais si pasastéis  el lunes por su blog, pero si hay alguien que aún no ha visto las composiciones de imágenes tan bonitas (perfiles) que hace para el móvil o donde queráis usarlas deberíais ir ahora mismo. Además es una chica encantadora que os recibirá con los brazos abiertos.
¡Gracias por éstos detalles tan bonitos que has tenido conmigo
 y sobre todo por tu amistad!

Y como las despedidas con dulces son menos amargas...
aprovecho para deciros que empalmo San José con Semana Santa 
¡y ya volveré en Abril!