miércoles, 11 de mayo de 2016

Patatas bravas


Las patatas bravas son de esas tapas que no puedes dejar de probar 
si no lo has hecho ya...en mil y un bares de España, 
 en los que cada cual afirma que son las ¡auténticas e inigualables! 
y que poseen su fórmula super secreta bajo siete llaves. 

Aunque yo no soy una catadora oficial ni patatobravóloga 
es cierto que es muy difícil encontrar dos platos iguales, 
pues cada hijo de vecino las prepara de una forma distinta. 

Y así...si en tu ilusionante peregrinar bravero lo que te encuentras 
en muchos casos es ante unas decepcionantes patatas lacias y grasientas 
puede que en el bar de la esquina estés ante esas que parecen 
el summum de la perfección pero que después de catarlas... 
tengas que beberte mil y una cervezas para aplacar el gaznate cual fakir tragafuegos porque la salsa brava hizo demasiado honor a su nombre.

Después de lo cual seguro que alguien sentenciará:
"Te lo dije, las mejores son las de mi barrio" (ó pueblo/ciudad)

En ese caso, mejor no aventurarse en opinar sobre los ingredientes que escogieron
que aunque no son tantos sí que dan para discusiones bizantinas. 
 El corte (*) y punto ideal de las papas, el nivel de picante y
llevar o no llevar tomate ¡¡he ahí la cuestión!!

(*) Según los entendidos en la materia son poliedros de 3,4 cm. por cada lado

Y aquí, otra receta más, que está buenísima!! te lo digo yo
INGREDIENTES:
-3 dientes de ajo pelados
-2 cayenas 
-1 cucharadita de pimentón picante (mejor de la Vera)
-500 grs. de salsa de tomate casera (con cebolla)
-un vasito de vino blanco 
-sal
-aceite de oliva
-patatas

PREPARACIÓN:
-Pelar y cortar las patatas en trozos medianos. Echarlas en una sartén con aceite calentado suavemente para que se vayan confitando lentamente. 

-Mientras tanto, para hacer la salsa brava, se vierten 2 ó 3 cucharadas de aceite de oliva en otra cazuela, en la que doramos los ajos en láminas, añadiendo también la cayena.

-Apartar un momento del fuego para echar el pimentón y remover, vertiendo con cuidado el vino (tapar si salta) Volver a poner en el fuego y dejar reducir un poco. 
-Incorporar la salsa de tomate casera, dejando cocer a fuego suave unos 15 minutos.

-Como las patatas ya estarán tiernas, subimos el fuego y las doramos. Así quedarán tiernas por dentro y crujientes por fuera. Luego las sacamos y escurrimos bien del aceite dejándolas sobre papel de cocina para que lo absorba bien. Por último las salamos.


(Cuánto me estoy "enrollando" con las patatas...)

-Pasar la salsa por la batidora o el chino.
-Servir  las patatas con la salsa por encima (la cantidad al gusto de cada cual)
Con este corte, hecho con un cortador espiral doble (que quería estrenar) 
"rizo" su presentación y espero que te guste.

¡Cuánto he disfrutado preparándolas para el Reto "Tú dulce, yo salado"! no puedo dejar de animarte a que las hagas en casa!! ya ves que son faciclitas por más misterio que nos quieran vender...

Aunque de paso y como excusa para refrescar la memoria y gozo del paladar :) allá que me fuí a uno de los muchos "Templos" por excelencia en Madrid, patatilmente hablando: el Docamar, en donde, según se rumorea, sirven las mejores bravas de España desde los años 60 (con colas kilométricas en aquél entonces para degustarlas) ahí es ná! (aunque su receta NO es ésta-top secret-) y sí que están muyy buenas, sí! por cierto, no me patrocinan)  Luego, por internet encontré en la entrevista que realizó ésta página a uno de los miembros de la 3ª generación de éste bar dando...
"Los 10 mandamientos de las patatas bravas perfectas"

1º) Elegirás una buena patata 
2º) Las cortarás a mano y le darás un tamaño de bocado
3º) Las freirás a fuego lento
4º) Harás una salsa equilibrada y que sea de color rojo (aunque en Cataluña es blanca)
5º) No harás la salsa demasiado picante



6º) La servirás con la cantidad justa de salsa (*)
7º) La salsa deberá estar a temperatura ambiente
8º) Las comerás con palillo
9º) Las acompañarás con una caña
10º) Las comerás en el bar  (Buenoo...a partir de ahora también en casa ¿no?)

(*) Qué gracia... 
si  llevan salsa hasta la mitad las llaman "las del Atleti" y si apenas tienen son las "del Madrid" 
                    Ya ves que ésta tapa levanta...pasiones ;-)

Ahora ¿nos vamos a ver la versión salada de Patry (Patypeando), la dulce de Alba (Niña bonita) y la de todas las participantes?

53 comentarios:

  1. Pues sí, cada maestrillo tiene su librillo, yo antes de freirlas les doy una cocción en agua de diez minutos. Y en cuanto a la salsa, para mi es demasiado picante la que apuntas, la tengo que hacer algo más suave o no podré probarla. Pero eso no significa que tus patatas bravas no sean buenísimas, significa como bien has dicho, que cada cual las hace a su manera.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. me han encantado las espirales...jjj... tienen su gracia.... mas o menos es como la salsa que hacia antes, pero ahora cada vez utilizo recetas diferentes...jjjj... gracias por sumarte al reto un mes más... saludines

    ResponderEliminar
  3. Me encantan los rizos de patatas! Claramente necesito un chisme igual,jaja.
    Es cierto que no hay dos patatas bravas iguales y de ahí su encanto también.

    ResponderEliminar
  4. Me encantan los rizos de patatas! Claramente necesito un chisme igual,jaja.
    Es cierto que no hay dos patatas bravas iguales y de ahí su encanto también.

    ResponderEliminar
  5. El que es catador de papas bravas no pierde oportunidad de probarlas
    A mi me gustan moderadamente la verdad pero tampoco pierdo la cabeza por ellas
    Tu receta la probaré en casa que seguro que está impresionante.
    Mil besos

    ResponderEliminar
  6. Me chiflan que ricas están!!besos

    ResponderEliminar
  7. Esther me tienes enganchada, no se si me gustan mas las recetas o lo literario de tus post.........y encima cada día aprendo una palabra nueva, la de hoy es patatobravologa ;-))
    Estoy deseando visitar ese templo del que hablas ;-D, ya se me hace la boca agua solo de pensarlo.

    Besazos y buena semana guapa

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Hola Esther!! Tienes toda la razón, no hay dos platos de patatas bravas iguales. Donde yo vivía antes eran más típicas como tú las has hecho, con la salsa roja por encima. Pero donde vivo ahora, las patatas llevan el pimentón (ellas son las rojas), y llevan una especie de mayonesa, o ajonesa, ajoatado (según lugar) por encima. Lo que tienen en común es que todas pican, ja, ja, ya sea la patata o la salsa. Y he probado muy buenas y muy malas en todos los sitios, donde vivía antes y donde vivo ahora.
    De todas formas, siguiendo tu paso a paso y tus consejos, seguro que nos salen las mejores patatas bravas de toda España, ¡¡oleeeee!! Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Que ricas , me parece ideal como las preparaste y las espirales muy chula besitos

    ResponderEliminar
  10. Pues sí que has rizado el rizo sí, qué brava eres!!! :) Gracias a ti, he descubierto cómo se elaboran y de qué ingredientes está formada la salsa, y es que como comentas como siempre ha sido una tapa para tomar en el bar nunca me he preocupado como se hacían, después de tu explicación igual me lanzo, lo que veo difícil, al menos a la primera intentona es conseguir que tengan ese punto tan perfecto de fritura como las tuyas, y que están pidiendo a gritos ser zampadas!!!
    Un beso!.

    ResponderEliminar
  11. Por motivos de salud no las puedo comer, pero tienen buena pinta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Un plato tan sencillo y tan rico.... Me gustan muchísimo y también suelo hacerlas, aunque presiento que no están tan ricas como las tuyas.
    Un besito.
    María

    ResponderEliminar
  13. UUuuuuummm que ricas pena de no poder catarlas porque seguro estan de muerte relenta, vete poniendome un plato para mi con mucha salsa.
    El cortador para hacer las patatas con forma de tirabuzon es muy chulo las patatas asi son una cucada.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  14. Que buena pinta que tienen y que chulas con esa forma.
    Sabes donde acostumbro a comerlas las hay de color rojo y de color rosa, las blancas por aquí en Cataluña son con all i oli.
    Ponme una tapita de ellas que voy para alla!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  15. Unas patatas espirales muy cucas y una salsa brava muy rica....
    Besitos¡¡¡

    ResponderEliminar
  16. Me encantan las patatas bravas!!! y las cortadas en espiral son una monada, que chulo, a ver si encuentro el aparatito.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  17. ¡Que buena pinta!, me las comía ya mismo. Besinos.

    ResponderEliminar
  18. Un plato sencillo y que siempre triunfa. En casa nos encantan. Besos

    ResponderEliminar
  19. Me suena eso de que en tal lugar hacen las mejores. Guardo tu receta para hacer. Personalmente nunca he probado a cocinarlas de esta manera.
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Hola M.Esther!!!

    Lo tuyo es rizar el rizo con tus post, y esta vez rizaste las patatas y jajajajaja me encanta su presentación, así colocaditas y rizadas, se ven de lo más tentadoras, y cuánta razón tienes son cientos los lugares donde las hacen y casi todas son diferentes, pero a mí, si pican demasiado como que no me gustan. En su punto justo es lo ideal, eso sí. las que nos has presentado me encantan.

    Besitos

    ResponderEliminar
  21. Es increíble que un plato tan sencillo esté tan rico, me encantan cielo.

    Besinesss

    ResponderEliminar
  22. Qué curioso como has sacado esa espiral tan llamativa de la patata. Me ha encantado, una receta sencilla pero que a mi me pirra.
    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Mi querida amiga, no has podido describir mejor todo lo que se dice de las famosas patatas bravas , tienen miles de historias, ,pero me quedo con estas tuyas que tienen que estar ricas de verdad. Mil besicos preciosa

    ResponderEliminar
  24. Está seguro que cae pues a nuestros chicos les encantan.
    Tienen muy buena pinta y mejor no pasarse con el picante.
    Muchos besos de las dos

    ResponderEliminar
  25. Qué rica, ésta sí qu es una buena salsa , que en algunos sitios hacen unas cosas extrañísimas que en nada se parece a esta salsa. Olé y olé!!Un beso

    ResponderEliminar
  26. Pues tienes toda la razón que en cada sitio son las mejores patatas que existen y también me he comido alguna que parecían sacadas del mismo infierno con lo que picaban,ja,ja,ja. Esta receta me encanta y lo que me ha gustado es los mandamientos para las bravas perfecta. Tomo nota que en esta época aún se pueden poner bien picantes je,je.
    Un besito enorme y feliz semana.

    ResponderEliminar
  27. Uy adoro las papas asi que lo haré gracias por la receta te mando un beso

    ResponderEliminar
  28. Estas patatas las descubrí no hace mucho y la verdad es que me encantaron , me vendra de maravilla tu receta para hacerlas en casa, gracias por compartirla . Un beso.

    ResponderEliminar
  29. ¡Madre mía, no sabíamos que había tanta historia alrededor de este plato! Bueno, en nuestro caso, tapa, pues es una de las favoritas de una de nosotras y no hay bar donde no las pida. Y claro, la otra las prueba siempre... La verdad que por aquí las ponen casi siempre muy buenas.

    Besos mil de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  30. Qué buena pinta tienen!!! Gracias por la receta, con ese corte en espiral ya están de lujo. Un beso grande

    ResponderEliminar
  31. Patatas bravassssss!!! mujer no me hagas estoooo!, si mirar engorda acabo de engordar diez kilikos. Que aspecto tan delicioso.., mi gato y yo estamos arañando la pantalla, esta salsa que has preparado nos produce chiribitas en los ojos, voy a escribir rapidito antes de que se me queden en blanco. A los diez mandamientos amén y que así sea, pero al "te lo dije", he de añadir, las mejores son las del barrio sí, pero las del barrio de M.Esther, que como lo sé? hay cosas que se saben, así, sin mas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  32. Hola Esther, ole, ole y ole, por estas patatas bravas. Me apunto a las dos cayenas, si no pican mucho añadimos más, jaja. Me encanta el picante y es la gracia de unas buenas patatas bravas, eso sí con un buen pimentón. Bstes.

    ResponderEliminar
  33. Caramba cómo apetecen estas patatas bravas! Son de esas que entran a cualquier hora. Espectaculares.
    Me encanta el "enrollador" de patatas, tengo que hacerme con uno.
    Un besito guapa :)

    ResponderEliminar
  34. Que apetecibles por favor!!! y me han encantado esas espirales, necesito urgentemente ese cacharro jejejejeje :) Gracias por participar un mes mas.

    Besines y suerte.

    ResponderEliminar
  35. Me encantan y es verdad, que no siempre que las comes en los bares son buenas. La mayoría de las veces es tirar el dinero.
    Tomo buena nota de tu receta. Aquí en Aragón, la salsa es blanca y también la ponen de color rojo.En dos colores bien majos, je, je.
    Mil gracias por tu rica receta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  36. Esther ya se sabe que la comida por la vista entra, y tus bravas, son de esas que se te quedan en la retina marcada por los siglos de los siglos, ja, ja, ja...Y es que tienen una pinta espectacular.
    Besos.

    ResponderEliminar
  37. Y estos 10 mandamientos se cierran en dos :

    1. Honraras a la magnifica cocinera que presenta tan rico manjar
    2. Haras la ola solo a las patatas bravas que se parezcan a estas

    ¡¡¡ Realmente gloriosas !!!

    ResponderEliminar
  38. María Esther, te has lucido con la receta, las papas/patatas rizadas (que quedan bien bonitas) y los detalles histórico-gastronómicos alrededor de este plato ¡Y después decís que no sos patatobravóloga! Yo creo que sí, mujer. ¡Y con todas las letras! :D
    Esta tapa siempre me ha parecido de lo más deliciosa y tu propuesta se come con solo verla. Debe estar para morirse (en cuanto pueda volver a comer como un ser humano normal (vegetariano, pero normal Jajaja) preparo tu receta, seguro-segurísimo ;)
    Un beso grande y que estés muy bien.

    ResponderEliminar
  39. Hola guapa..ya me tienes aquí también,encantada de seguir estas recetas divinas. Adoro cocinar y la buena mesa.
    Besos!

    ResponderEliminar
  40. Bravo por las bravas!! A mi me vuelven loca, y oye las has hecho chulísimas con esa forma..bueno, tú siempre haces algo especial, jajaja. Ya viene el finde y tocan aperitivos así que buenísssssimas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  41. ¡Qué gracia estos mandamientos! jajaja
    bueno yo vivo en Catalunya, y te diré que la salsa es como todas, puede que en algún sitio puntual, la quieran acompañar de all i oli, pero esa es otra salsa.
    Bueno, menudas patatas has preparado. ¡Qué ricas!, ese enrollador de patatas me ha recordado a uno que tenía mi abuelo, ya ni me acordaba.
    Tremendas!!, yo creo que es el aperitivo estrella de todos los bares-chiringuitos de España ¿verdad?.
    Feliz tarde,
    Sil

    ResponderEliminar
  42. Pues si, todos tenemos nuestro toquecillo para preparar las mejores bravas.
    tu salsa picantita me gusta.

    ResponderEliminar
  43. Ni yo misma hago de una vez para otra las patatas bravas de igual manera. Unas veces me gustan más, y otras pues menos. Dicen los entendidos que en Murcia las bordan, allí las he probado y me han sorprendido no por malas, sino por distintas a lo que estoy acostumbrada. Si alguna vez vienes por Granada avísame y nos vemos, te llevaré a un bar que desde muuuuuuucho tiempo tiene su "fórmula magistral", el famoso S. Remo. Sus patatas que sirven siempre por hábito gratis, para acompañar la cervecilla, tienen el punto exacto para que picando no piquen, pero siempre hay cerca un camarero esperando una señal para aliñarlas un poco más a petición del cliente conocido y gastar la broma al novato. Me lo hicieron ¡eh! y me puse como una moto a toda pastilla ¡¡¡¡casi los mato con mi lanzallamas!!! No había cerveza para apagar tanto fuego ¡es mala idea, no me digas! No le veo la gracia, jajaja.
    Tengo que probar tu receta, me la llevo encantada pues tiene un aspecto delicioso. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  44. Qué buena pinta tienen ,seguro que están riquísimassss.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  45. Me encantan las patatas bravas, las probaré como nos has indicado, Esther
    Seguro que están riquísimas
    Yo siempre las he probado con pimentón dulce y ajoaceite
    Besos

    ResponderEliminar
  46. Hola, una tapa deliciosa en todas sus variantes, pero seguro que las pruebo a tu manera!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  47. Un lujo de patatas Esther, gracias por compartir.
    Besos.

    ResponderEliminar
  48. Con lo que a mi me gustan!!!! Qué ricas tienen que estar!!
    XOXO

    ResponderEliminar
  49. Olá amiga, passei por aqui para desejar-lhe uma
    abençoada semana.
    Que ideia maravilhosa...obrigada por compartilhar!

    Doce abraço, Marie.

    ResponderEliminar
  50. Muchísimas gracias a todos por vuestros comentarios tan cariñosos!!
    Besos

    ResponderEliminar
  51. Que patatas mas ricas, y que bien te quedan los rizos de patata, ajajaja. Lo que nunca las he visto son las patatas bravas con una salsa blanca, me has dejado con la boca abierta :O . Jajaja no se de donde sacaste el dato pero me da curiosidad, que salsa será de color blanco :P
    Besote!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ayla!!
      Si pinchas en el enlace (donde pone "ésta" página, encima de "los 10 mandamientos de las patatas bravas perfectas" verás de dónde saqué el dato. Por lo visto es blanca porque la hacen como si fuera alioli, me pareció curioso y por eso lo mencioné yo también, pero realmente eso no es salsa brava según habrás visto en algunos comentarios que me lo han aclarado del todo.
      Un beso!

      Eliminar

¡Me encantan tus comentarios! Gracias.